Cadena perpetua para el hombre que disparó e hirió a 10 personas en el metro de Nueva York

El ataque provocó miedo, temor y ansiedad en la sociedad neoyorquina. Ahora Fran James, autor del hecho, tendrá que ''rendir cuentas'' con la justicia por lo sucedido.

Por Canal26

Jueves 5 de Octubre de 2023 - 18:30

Frank James condenado a 10 prisiones perpetuas. Foto Twitter @JorgeFNAVA. Frank James condenado a 10 prisiones perpetuas. Foto Twitter @JorgeFNAVA.

Frank James el autor de un tiroteo en el metro de Nueva York, en abril de 2022, que dejó heridas a diez personas y que se declaró culpable de diez delitos de terrorismo por cada una de ellas el pasado enero; fue condenado a diez cadenas perpetuas y diez años adicionales.

Así lo anunciaron las autoridades en una rueda de prensa tras una audiencia judicial para imponer la sentencia al hombre de 64 años, que lanzó dos bombas de humo y disparó indiscriminadamente 32 veces contra los ocupantes de un vagón de metro mientras este se desplazaba entre paradas en horas de la mañana.

Metro en Nueva York. Unsplash. Metro en Nueva York. Unsplash.

El fiscal del Distrito Este de Nueva York, Breon Peace, dijo que James "rinde cuentas" con la Justicia tras haber "aterrorizado a la ciudad" con su ataque -que llevaba planeando durante años y afortunadamente no dejó fallecidos-, y con su posterior búsqueda y captura, que se alargó 24 horas.

Donald Trump, EEUU. Foto: EFE

Te puede interesar:

Trump ofreció pagar una fianza de US$ 100 millones para pausar su multa por fraude

Cómo fue el tiroteo: los detalles

Disfrazado de trabajador de la construcción, James esperó hasta que el tren estuviera entre estaciones, para que las personas no tengan oportunidad de huir. Luego encendió múltiples bombas de humo y desató una ráfaga de balas con una pistola de 9 mm contra los pasajeros.

El ataque hirió a víctimas de entre 16 y 60 años cuando el tren llegaba a una estación en Sunset Park, Brooklyn.

Mientras los servicios de emergencia atendían a las víctimas, James salió tranquilamente de la estación de metro y desapareció. Su búsqueda duró aproximadamente 30 horas.

Policía, Nueva York. Unsplash. Policía, Nueva York. Unsplash.

La policía identificó a James como sospechoso de manera relativamente rápida, usando la llave de una camioneta de mudanzas alquilada que quedó en el vagón del metro ensangrentado. Finalmente fue arrestado en el East Village de Manhattan después de llamar a una línea de información de la policía para entregarse.

“El hecho de que nadie muriera luego de los 32 disparos del acusado sólo puede describirse como suerte y no como una elección intencional del acusado”, escribieron los fiscales de Brooklyn en un memorando al juez de distrito estadounidense William Kuntz.

El ataque causó un gran malestar en los neoyorquinos, aumentó la ansiedad sobre la seguridad en el sistema de tránsito y llevó a los funcionarios locales a agregar cámaras de vigilancia y policías adicionales a los trenes.

Notas relacionadas