Escalofriante: un hombre decapitó a su padre y jugó al fútbol con la cabeza

El parricidio ocurrió en España. El asesino tenía un hacha en la mano con la que atacó a más personas y no paraba de cantar el himno franquista.

Por Canal26

Miércoles 10 de Abril de 2024 - 18:37

Crimen en España. Foto gentileza El Periódico. Crimen en España. Foto gentileza El Periódico.

Un crimen escalofriante causó conmoción en Soto de Ribera, España. Todo ocurrió en la noche del lunes, cuando un hombre de 46 años mató a su padre, le cortó la cabeza y jugó al fútbol con ella antes de atacar a hachazos a un grupo de conductores.

Según informaron los medios locales, el asesino al principio atacó a su padre con un cuchillo y como no pudo matarlo, lo decapitó de un hachazo. El espeluznante hecho ocurrió en la casa del hombre, más precisamente en la aldea El Picón.

La víctima fatal, que fue identificada como “M.M.”, logró escapar luego de las primeras puñaladas, pero cuando le pidió ayuda a un matrimonio vecino, estos se negaron a abrirle la puerta por desconocimiento y miedo.

Lo más aterrador del crimen fue que minutos después de cortarle la cabeza a su padre, el asesino la cargó en brazos y empezó a entonar incesantemente el himno franquista. Luego caminó unos cien metros hasta una rotonda donde empezó a patearla como si estuviera jugando al fútbol y amenazó a los conductores que se le acercaban con arrojársela y los atacó a hachazos.

La casa donde empezó el ataque. Foto La Nueva España. La casa donde empezó el ataque. Foto La Nueva España.

El cuerpo de M.M. fue hallado en el suelo de un camino por sus vecinos. “Nos picaron a la puerta y empezamos a escuchar lío. Vimos a alguien tirado en el suelo, pero no sabíamos quién era y llamamos a la Guardia Civil”, declaró una mujer.

“Se puso delante de mí y me tiró la cabeza. Venía con la cabeza en la mano y además riéndose. Cuando pasé, me volví y le vi jugando como al balón con la cabeza. Debió tirársele encima a más gente. Algún coche pasó luego con la luna reventada”, dijo Arancha Lombas, una testigo.

Otro conductor contó que el asesino “se le lanzó literalmente sobre el coche”. El cuarto declaró que el hombre “iba cantando ‘Cara al Sol’ a grito pelado” y que cuando lo vio “pegó un acelerón para tirarlo a la calzada”.

Finalmente, el hombre fue detenido por agentes de la Guardia Civil de Oviedo y fue ingresado a un hospital psiquiátrico.

Huétor Tájar, Granada, España. Foto: Ayuntamiento de Huétor Tájar.

Te puede interesar:

El crimen familiar que conmociona a España: mató a los dos nietos y se quitó la vida

"Era una muy buena persona"

Los conocidos de M.M lo describieron como “una muy buena persona”. El alcalde del pueblo dijo que era un hombre "majísimo” y que, llamativamente, hace pocos días estuvo hablando con él. Se cree que M.M. tenía otros dos hijos y que vivía hacía aproximadamente 50 años en el pueblo.

Por su parte, el asesino, quien era su hijo, fue descrito como un hombre “raro” que a veces saludaba y otras no, pero también como un "muy buen chaval" al que "algo debió darle en la cabeza". A su vez, otros testigos agregaron que nunca habían escuchado discusiones entre padre e hijo.

El asesino trabajaba por temporadas en una empresa láctea de la zona y su padre era jubilado luego de ejercer como celador en hospitales.

Notas relacionadas