Juicio en Nueva York: Trump se quejó de no poder contestar las "mentiras y vómitos" que se dicen de él en televisión

El juez Juan Merchan ordenó una ley mordaza para que el expresidente no hable sobre los implicados en el juicio y sus parientes.

Por Canal26

Martes 16 de Abril de 2024 - 11:28

Donald Trump. Foto: EFE. Donald Trump. Foto: EFE.

El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, afronta la segunda jornada de un juicio histórico en su contra. En este marco, el republicano que está en competencia para las próximas elecciones presidenciales en el país norteamericano se quejó en su red Truth Social de padecer una ley mordaza que no le permite responder públicamente a todas las "mentiras y vómitos" que recibe en la televisión.

Trump se refirió a la prohibición que el juez le impuso para que no escriba sobre los testigos, los miembros de la fiscalía y de la judicatura, más los familiares de los anteriores, luego de que el magnate hable de manera despectiva a la hija del juez Juan Merchan por sus simpatías demócratas. En caso de no cumplir esta orden, el exmandatario debe pagar una multa. 

Encontrá más vídeos

"Este juez conflictivo, odiador de Trump, no me permite responder a la gente que están en la televisión mintiendo y vomitando odio a lo largo del día (...) Quiero hablar, o al menos tener derecho a responder", expresó.

Para Trump, esa ley mordaza es un síntoma de que Nueva York tiene un sistema de 'justicia' (las comillas son suyas) que es "diezmado por críticas desde todo el planeta". Pero la persistencia de esta orden tiene según él una explicación: "¡Injerencia electoral!, escribió. "MI JUICIO ES UN ASALTO A AMÉRICA". 

Elecciones en Estados Unidos. Foto: EFE

Te puede interesar:

"Míchigan es un microcosmos del resto del país": las elecciones en Estados Unidos atraviesan un estado decisivo

Descartan a la mayoría de los candidatos a jurados en el juicio a Trump

La mayoría de los potenciales jurados convocados a la primera jornada del juicio penal contra Donald Trump en Nueva York fueron descartados después de expresar un sesgo político u otras razones que les impedirían dar un veredicto justo en este proceso inédito en Estados Unidos. Una primera tanda de 96 personas acudió a la sala para someterse al proceso formal de selección del jurado ante el juez Juan Merchan, los fiscales de Manhattan, los abogados de la defensa y el acusado.

Donald Trump. Foto: EFE. Donald Trump. Foto: EFE.

Sin embargo, en los primeros minutos más de la mitad se fueron después de que Merchan invitara a levantar la mano a aquellos que admiten no poder ser imparciales, y a ellos se sumaron una decena más que plantearon tener otros problemas (supuestamente personales) que les impedían la tarea. 

En este marco, con los potenciales jurados reducidos a un tercio, el juez Merchan llamó a 18 para escuchar sus respuestas a un cuestionario y descartó a varias personas más, entre ellos una mujer que reveló "opiniones tajantes" sobre Trump y un hombre que dijo tener un potencial conflicto por la boda de su hijo o hija.

Merchan llegó a interrogar a una decena de aspirantes a jurados, y entre los que no fueron descartados hay dos abogados, uno que trabajó para una jueza demócrata y otro que trabaja en la Fiscalía del Bronx; dos mujeres empleadas en marketing, un librero y una enfermera. Sin embargo, que los candidatos no hayan sido descartados no implica su selección, puesto que la Fiscalía y la defensa pueden hacerles preguntas y cada parte tienen la posibilidad de sacar hasta a diez candidatos sin tener que dar explicaciones.

Notas relacionadas