Investigan si Apple restringe los arreglos a celulares

La justicia francesa buscará verificar si hubo prácticas comerciales engañosas y si se aplicó la obsolescencia programada.

Por Canal26

Lunes 15 de Mayo de 2023 - 15:14

Apple. Foto: UnsplashApple. Foto: Unsplash.

La Justicia francesa abrió una investigación a Apple por supuestos métodos conocidos como obsolescencia programada que restringe las posibilidades de reparar sus aparatos.

La Fiscalía de París indicó que la investigación se puso en marcha en diciembre sobre la base de una denuncia de la asociación Alto a la Obsolescencia Programada (HOP, en sus siglas en francés) y que la ha encargado a los servicios antifraude.

Se trata de verificar si hubo prácticas comerciales engañosas y si se aplicó la obsolescencia programada.

HOP se felicita de este procedimiento lanzado por la Fiscalía de París y, en su página web, dice esperar que eso permitirá "sancionar" a Apple y demostrar el carácter delictivo de sus prácticas de "serialización".

La asociación recuerda que una primera denuncia suya ya supuso la imposición de una multa en Francia al gigante tecnológico estadounidense de 25 millones de euros en 2020.

La que ahora ha provocado una nueva movilización de la Justicia la formalizó el 7 de diciembre amparándose en nuevos delitos que se han creado para luchar contra la irreparabilidad voluntaria y para garantizar el derecho a la reparación de los dispositivos informáticos.

Apple. Foto: UnsplashApple. Foto: Unsplash.

Celular, teléfono. Foto Unsplash.

Te puede interesar:

La falla insólita de Apple en su nueva versión de iOS 17.5 que sorprendió a todos: qué fue lo que pasó

La llamada "serialización" 

Consiste en asociar números de serie de piezas de recambio a un teléfono mediante microchips para que así el fabricante pueda restringir el trabajo de reparadores a los que no ha autorizado o para deteriorar a distancia los que hayan sido reparados con componentes "genéricos".

Para esta asociación, la "serialización", pero también la escasez de piezas de recambio que solo pueden encontrarse en circuitos autorizados por la empresa y a precios y en plazos poco razonables, son prácticas que a su juicio pretenden sobre todo "vender cada vez más equipamientos, en detrimento de los consumidores y del medio ambiente".

Notas relacionadas