Ideales para los días húmedos y lluviosos: seis trucos caseros para secar la ropa

Unos tips sencillos para hacerle frente al clima lluvioso y a la humedad y no fallar en el intento.

Por Canal26

Miércoles 12 de Julio de 2023 - 11:06

Lavarropas. Foto: Unsplash. Lavarropas. Foto: Unsplash.

La lluvia y la humedad pueden convertirse en los peores enemigos cuando de lavar la ropa se trata ya que lograr que se seque se convierta en un todo un desafío. 

Si bien el secarropas puede ser un gran aliado a nivel de los electrodomésticos, no siempre es posible contar con él. Por esto mismo, es que existen otras maneras más accesibles de lograr el mismo resultado aunque tome más tiempo. 

A continuación, seis trucos caseros para secar la ropa en días lluviosos y evitar que se amontone. 

Ropa. Foto: Unsplash Ropa. Foto: Unsplash

Celulares. Foto: Unsplash.

Te puede interesar:

El calor del verano puede dañar tu celular: consejos prácticos para protegerlo y evitar daños irreparables

Los seis trucos caseros para secar la ropa en días de mucha humedad

Colgar la ropa con espacio: esto permite que la ropa se seque mejor evitando que se formen pliegues que mantengan la humedad. Otro tip a tener en cuenta es dar vuelta la ropa periódicamente.

Un centrifugado extra: este programa del lavarropas ayudará a reducir el tiempo de secado considerablemente. Para ello, una vez que la lavadora termine su ciclo, hay que volver a repetir el centrifugado y, de esta manera, la ropa saldrá casi seca. 

El deshumidificador o calefactor: El deshumidificador es una buena opción, pero otra aún mejor es el calefactor que, con la ayuda de una sabana, puede dar muy buenos resultados. Para ello, solo se debe colocar el calefactor cerca del tender, tapado con una sabana, para que concentre el calor. 

Aprovechar el aire frio: colocar la ropa húmeda cerca de una ventana puede acelerar el tiempo de secado, siempre y cuando no entre agua ni tampoco entregaron frío excesivo. 

Ropa colgada. Foto: Unsplash. Ropa colgada. Foto: Unsplash.

Hacer más lavados: si bien puede implicar un gasto económico y energético, lo cierto es que puede favorecer al secado, puesto que, al poner menos cantidad de ropa en cada lavado, menos ropa se amontonará en el tender, por lo que habrá más espacio entre las prendas y se secará más rápido. 

La mañana, es el mejor momento del día: como en invierno las horas de luz son menos, aprovechar la primera hora de la mañana y los ratos de luz es una buena opción. 

Notas relacionadas