Llega el frío y hay que prender las estufas: ¿qué tener en cuenta para evitar la intoxicación por monóxido de carbono?

Cualquier artefacto que utilice material combustible puede producir monóxido de carbono, un gas imposible de percibir que afecta los órganos vitales.

Por Canal26

Miércoles 7 de Junio de 2023 - 15:39

Estufa - Monóxido de carbono Estufa - Monóxido de carbono

Llega a su fin la "mini primavera" de otoño y con la cercanía al invierno, se acercan las bajas temperaturas.

Con esto, las intoxicaciones con monóxido de carbono son más frecuentes debido al aumento del uso de todo tipo de calefactores y artefactos para prevenir el frío. Además, en esta época del año, suelen cerrarse las puertas y ventanas impidiendo la llegada de aire fresco y la salida de gases tóxicos que se acumulan en el hogar.

Por eso, se hace imprescindible prestar atención a posibles síntomas y tomar medidas de precaución que eviten la exposición a este gas.  

Ola de frío en Estados Unidos. Foto: EFE

Te puede interesar:

Ola de frío en EEUU: un muerto y más de 3800 vuelos, eventos deportivos y actos políticos cancelados por el temporal

El monóxido de carbono, un enemigo silencioso

El monóxido de carbono es un gas tóxico que ingresa al organismo a través de los pulmones, se acumula en el torrente sanguíneo y ocupa el lugar del oxígeno, reduciendo la capacidad de que las células puedan utilizar el oxígeno que les llega, afectando principalmente al cerebro y corazón.

El CO es un gas imposible de percibir, ya que no tiene color, olor, sabor y tampoco irrita las mucosas. De esta forma, una vez inhalado, se debe estar atento a los síntomas, ya que pueden ser percibidos como otra enfermedad.

Leé también: Llega el invierno: cuáles son las enfermedades más comunes y cómo prevenirlas

Monóxido de Carbono

“Los síntomas pueden aparecer por la exposición o la intoxicación e incluyen dolor de cabeza, náuseas, vómitos, mareos, visión borrosa y dolor de pecho. Igualmente, en casos más graves pueden aparecer convulsiones y pérdida del conocimiento. Por lo general suelen ser más vulnerables los niños y niñas, personas gestantes, adultos mayores, fumadores y pacientes con enfermedades cardiovasculares y respiratorias”, afirman los especialistas desde Boreal Salud.

En Argentina, según la Guía de Prevención, Diagnóstico, Tratamiento y Vigilancia Epidemiológica de las intoxicaciones por monóxido de carbono, cada año mueren aproximadamente 200 personas como consecuencia de las intoxicaciones por monóxido de carbono, y se estima que ocurren 40000 casos clínicos siendo la mayoría de ellos prevenibles y evitables.

Volodimir Zelenski. Foto: Reuters.

Te puede interesar:

Zelenski le pidió a los ucranianos que se preparen para un aumento de los ataques rusos de cara al invierno

Consejos para tener en cuenta y evitar intoxicaciones con monóxido de carbono

  1. Revisar periódicamente las instalaciones de gas: la coloración amarilla o anaranjada de la llama de hornallas o estufas y la aparición de manchas de hollín o decoloración de los artefactos, de sus conductos de evacuación o alrededor de ellos, son una señal para llamar a un especialista urgente y evitar la generación de gases en el hogar. 
  2. Mantener abierta la ventilación: si bien las bajas temperaturas son difíciles de soportar, se debe mantener la casa ventilada, de forma que se tienen que abrir puertas y ventanas para permitir que entre aire fresco. 
  3. Cuidado durante el sueño: no dormir con la estufa encendida dentro de la habitación es una recomendación básica para evitar la acumulación de gas durante las horas de sueño. 
  4. Instalar detectores de monóxido de carbono: se debe cuidar que siempre esté en funcionamiento. 

Si se sospecha de una intoxicación se debe acudir de emergencia al hospital o centro médico más cercano. Concientizar y promover los cuidados es tarea de todos.

Notas relacionadas