Una niña de 9 años encontró en la playa de Chapadmalal los restos de dos gliptodontes de tres millones de años

La familia de la menor avisó al Personal del Museo de Ciencias Naturales Lorenzo Scaglia, quienes confirmaron el hallazgo de estos armadillos terrestres gigantes.

Por Canal26

Sábado 4 de Febrero de 2023 - 07:21

Hallazgo arqueológico en las playas de Chapadmalal.Hallazgo arqueológico en las playas de Chapadmalal.

Personal del Museo Municipal de Ciencias Naturales Lorenzo Scaglia confirmó el hallazgo de los restos de dos gliptodontes, de casi tres millones de años de antigüedad, en la zona de playas de Chapadmalal.

El descubrimiento estuvo a cargo de un grupo familiar integrado por Emilia y Felipe Delfino, Florencia Lalonardi y Milo y Juan Mirabetto.

Un comunicado emitido por el municipio de General Pueyrredón difundió que "de manera inmediata, la familia dio aviso a las autoridades, por lo que acudieron al rescate Fernando Scaglia, Victoria Sarasa y Matías Taglioretti del laboratorio de Paleontología del Museo Municipal de Ciencias Naturales de Mar del Plata Lorenzo Scaglia".

Si bien los hallazgos de restos de gliptodontes son muy frecuentes, los que se recuperan en los acantilados sur de Mar del Plata son únicos, porque son los gliptodontes del Plioceno (5,33 a 2,58 millones de años atrás) que son muy raros en otros yacimientos.

Mar del Plata y la zona adyacente poseen los yacimientos paleontológicos más representativos del Cenozoico superior de toda Sudamérica.

Leé también: Hallaron en Necochea restos de un "Tigre Diente de Sable", mamífero que habría vivido en la Era de Hielo

Representación del Dinocephalosaurus orientalis. Foto: Museo Natural de Escocia

Te puede interesar:

Hallazgo milenario: científicos descubren fósiles de un "dragón chino" de 240 millones de años

La palabra del paleontólogo

"En primer lugar, solo teníamos en agenda un hallazgo de unos restos de gliptodonte (armadillo terrestre gigante), que son animales emparentados con las mulitas, peludos y tatús actuales", señaló Taglioretti, paleontólogo del museo.

"Existen diferencias entre los gliptodontes y los armadillos actuales, entre ellas el tamaño y la arquitectura de su caparazón. Las placas que forman parte del caparazón de los gliptodontes se encuentran en mayor medida muy fusionadas, conformando una verdadera coraza rígida, convirtiéndolos en verdaderos tanques de guerra prehistóricos", enfatizó el paleontólogo.

Leé también: Premio Nobel de Medicina 2022: Svante Pääbo, creador de la disciplina paleogenómica

Por otra parte, acotó, "las formas más grandes alcanzan los cuatro metros de largo y 1.5 metros de alto y un peso de hasta dos toneladas. Fuimos por un gliptodonte y rápidamente se convirtieron en dos, más una gran cantidad de restos de roedores dispersos en el lugar, que son muy buenos indicadores de la edad de los depósitos y los ambientes que había en el pasado".

Notas relacionadas