Los hutíes acusaron a Estados Unidos y al Reino Unido de destruir el cableado submarino del mar Rojo

"Las acciones hostiles de los buques navales estadounidenses y británicos provocaron defectos en los cables", denunció el Ministerio de Transporte de Yemen, además de expresar su preocupación por la seguridad informática.

Por Canal26

Sábado 2 de Marzo de 2024 - 19:15

USS Carney, el destructor de la Armada de Estados Unidos en el mar Rojo. Foto: Reuters. USS Carney, el destructor de la Armada de Estados Unidos en el mar Rojo. Foto: Reuters.

Los rebeldes hutíes del Yemen acusaron este sábado a Estados Unidos y al Reino Unido de "provocar defectos" en la red de cables submarina del mar Rojo, por donde pasa el 17% del tráfico mundial de Internet, una infraestructura vital que de ser dañada resultaría complicada de reparar debido a la crisis en la zona.

El Ministerio de Transporte controlado por los hutíes informó en un comunicado que "las acciones hostiles contra el Yemen por parte de buques navales estadounidenses y británicos provocaron defectos en los cables submarinos en el mar Rojo".

Encontrá más vídeos

Asimismo, expresó su preocupación por la seguridad de esta infraestructura, que atraviesa el mar Rojo, y aseguró que el grupo respaldado por Irán está comprometido con proteger el cableado en base al "respeto de las leyes, acuerdos y tratados internacionales".

En las últimas semanas, el Gobierno internacionalmente reconocido del Yemen acusó a los hutíes de querer atacar el cableado submarino, después de que canales de Telegram afines a los insurgentes sugirieran sabotear esta infraestructura como parte de sus acciones contra la navegación comercial en el mar Rojo.

Ataques en el mar Rojo. Foto: Reuters. Ataques en el mar Rojo. Foto: Reuters.

Sin embargo, el grupo negó rotundamente haber dañado el cableado e incluso su líder, Abdelmalek al Huti, desmintió que el movimiento chií planeara atacar la infraestructura, ya que supondría una amenaza para la seguridad de la información y la estabilidad económica mundial.

En este sentido, el Ministerio de Transporte hutí confirmó su disposición a "prestar todos los servicios y conceder los permisos necesarios a las empresas de servicios de Internet para mantener y reparar los defectos en los cables submarinos".

Buque Marlin Luanda, atacado por los hutíes de Yemen. Foto: Reuters. Buque Marlin Luanda, atacado por los hutíes de Yemen. Foto: Reuters.

Por su parte, el Ministerio de Comunicaciones del Gobierno del Yemen acusó este mismo sábado a los hutíes de "atacar sistemáticamente la infraestructura global de comunicaciones y el sistema bancario mundial", de acuerdo con un comunicado del departamento.

Finalmente, recordó que el Ejecutivo "ya advirtió previamente a la comunidad internacional del peligro de las acciones irresponsables y hostiles por parte de la milicia hutí terrorista", al tiempo que urgió a las empresas de comunicaciones internacionales a "poner fin de inmediato" a cualquier relación que tengan con el grupo chií.

Hutíes de Yemen. Foto: Reuters.

Te puede interesar:

Bajo amenaza: los hutíes advirtieron a los barcos comerciales que desviaron sus rutas del mar Rojo a Sudáfrica

Tráfico de datos en juego

Esta semana, el Comité Internacional de Protección de Cables (ICPC), que promueve la protección de los cables submarinos, manifestó su preocupación sobre los posibles daños en la infraestructura del mar Rojo como consecuencia de la militarización de la vía marítima.

Fuerzas estadounidenses y británicas repelen el "mayor ataque" de los hutíes en el mar Rojo. Foto: Reuters Comercio marítimo en el mar Rojo. Foto: Reuters.

Según la organización, la red mundial de cables submarinos está compuesta por más de 400 sistemas y 1,5 millones de kilómetros de cables que cruzan los océanos y que transporta más del 99% de todo el tráfico de datos digitales de todo el mundo, incluido Internet.

La pesca o el fondeo son habitualmente las principales causas de daños a esta infraestructura, en la que cada año se registran unas 150 fallas, pero la tensa situación en el mar Rojo supondría un reto para reparar el cableado.

Notas relacionadas