Juan Pablo Lohlé aseguró que Lula da Silva "está ayudando a los sectores medios de la industria para modernizarse"

El exembajador en Brasil se refirió al plan "Nueva Industria Brasil", que contará con 60 mil millones de dólares en inversión pública.

Por Canal26

Sábado 27 de Enero de 2024 - 18:04

Juan Pablo Lohlé, foto Twitter @jplohle Juan Pablo Lohlé, foto Twitter @jplohle

Juan Pablo Lohlé, exembajador de Argentina en Brasil (2003-2011), aseguró que con la nueva política industrial de 60 mil millones de dólares en inversión pública, el presidente brasileño, Luiz Inácio da Silva, "está ayudando a los sectores medios de la industria para modernizarse".

En diálogo con Radio con Vos, el abogado y licenciado en Relaciones Internacionales destacó que la clave recae en Geraldo Alckmin a quien Lula eligió como vicepresidente, ya que "es un hombre que tiene experiencia de gobierno que tiene experiencia política y fue uno de los dirigentes muy importantes del segundo partido más importante de Brasil que era el PSDB, y le da una misión que no es solo ser vicepresidente sino ocuparse de la relación empresarial. A partir de ahí, le da la función de ocuparse de los temas industriales". 

Lula da Silva, presidente de Brasil. Foto: EFE. Lula da Silva, presidente de Brasil. Foto: EFE.

Uno de los aspectos del plan del mandatario brasileño es digitalizar el 90% de las fábricas del sector industrial (actualmente tiene un 25% digitalizado) y triplicar la cuota de producción nacional en sectores de nuevas tecnologías, lo que llevaría una gran transformación del principal socio comercial de la Argentina.

Inundación en Acre, estado brasileño fronterizo con Perú y Bolivia. Foto: EFE

Te puede interesar:

"Una crecida histórica": más de 11.000 afectados por las lluvias en el estado brasileño fronterizo con Perú y Bolivia

Diferencias con Argentina

En ese sentido, Según Lohlé, "como no hay una relación que esté funcionando con cierta flexibilidad y frecuencia, entramos de nuevo en un cono de sombra", porque en nuestro país "todo está todo relacionado ahora con el sector privado y el sector privado en Brasil es tanto o más importante que el sector público. En cambio, nosotros en la Argentina giramos de un lado a otro y no tenemos la complementariedad necesaria entre uno y otro otro sector".

"En Brasil hay un Banco Nacional de desarrollo que es de donde salen los fondos y todos los procesos de desarrollo tienen que ver mucho con la actividad público-privada. Yo creo que hacia eso van las empresas, desarrollan proyectos en común con el Estado, y esto es lo que piensa hacer Lula", añadió.

La felicidad de Lula da Silva tras la reforma tributaria. Foto: Reuters. Lula da Silva. Foto: Reuters

Sobre el entendimiento entre empresas y el Gobierno brasileño, Lohlé aseguró: "Las empresas en Brasil tienen dos dos variables que en la Argentina son muy limitadas. Ellos tienen que competir con empresas multinacionales que están en Brasil también. Porque promueve las inversiones, pero pide erradicación. Nosotros somos industrialmente más débiles y tenemos un poder de negociación que cambia cada Gobierno. Entonces si usted no tiene claro conceptos de estrategia nacional en el campo Industrial, en el campo económico, en el campo financiero, usted cambia el gobierno y cambia la política, lo cual hace que cuando uno lo mira desde el exterior, usted se genera como país un punto de referencia que es 'Bueno y esto, ¿cuánto dura?', cosa que no pasa en Brasil".

"En Brasil es bastante común que por año la inversión privada llegue a los montos de 50 o 60 mil millones de dólares, o sea que la inversión extranjera privada alcanza ese número también. Cuando uno mira lo que está haciendo Lula, está apalancando a los sectores medios que no llegan a modernizar y poner la industria en un nivel competitivo superior. Lo está haciendo con ayuda del Estado y está bien hecho", concluyó.

Anaconda. Foto: Unsplash

Te puede interesar:

Impactante: encontraron una anaconda de casi 450 kilos y 10 metros de largo en Brasil

El plan de Lula

Esta semana, Lula presentó en Brasilia el plan de financiamiento por 60.000 millones de dólares para mejorar la productividad y la competitividad nacional y reposicionar a Brasil en el comercio exterior. El mismo se llama "Nueva Industria Brasil", y volcará 300 mil millones de reales hasta 2026.

El programa tiene prevista la articulación de varios instrumentos del Estado como líneas de crédito especiales, recursos no reembolsables, acciones reguladoras y de propiedad intelectual y una política de obras y compras públicas con incentivos al contenido local.

Durante el anuncio, Lula destacó la importancia de contar con una política industrial innovadora y digitalizada para "superar el problema de que Brasil nunca es un país definitivamente grande y desarrollado".

Notas relacionadas