Estudio revela cómo la falta de sueño afecta el estado de ánimo

Los expertos explican que un descanso reparador ayuda a lograr el equilibrio entre los sistemas del organismo, por lo que un mal descanso atenta contra los vínculos personales.

Por Canal26

Lunes 29 de Enero de 2024 - 14:30

Dormir. Foto: Unsplash. Dormir. Foto: Unsplash.

La falta de sueño no solo puede ser perjudicial para la salud física, sino también mental. Un estudio realizado por la Asociación Estadounidense de Psicología (APA, sigla en inglés) de EE.UU reveló que la pérdida de sueño puede impactar negativamente en las emociones positivas, afectando el estado de ánimo de las personas.

De acuerdo con la mega investigación publicada por APA que investigó por más de 50 años los efectos emocionales del déficit del sueño, el mal descanso nocturno debilita el funcionamiento emocional provocando que las personas se vuelvan más irritable y se aumente el riesgo de padecer ansiedad, por lo que no solo afecta a la salud, sino que también podría afectar el vínculo con las personas.

Dormir. Foto: Unsplash. Dormir. Foto: Unsplash.

Los investigadores señalaron que “más del 30% de los adultos y hasta el 90% de los adolescentes no duermen lo suficiente”. Candice Alfano, directora del estudio y del Centro de Investigaciones del Sueño y la Ansiedad de la Universidad de Houston, en Estados Unidos, señaló: “Las emociones gobiernan prácticamente todos los aspectos de nuestra vida diaria. Nuestros hallazgos confirman que incluso cuando el sueño es solo levemente deficiente, hay cambios negativos mensurables en la forma en que reaccionamos ante los eventos cotidianos

Si bien muchas personas no suelen darle importancia a las horas de sueño necesarias para lograr un buen descanso, lo cierto es que desde el nacimiento hasta la adultez es fundamental lograr un descanso reparador para así alcanzar el equilibrio de todos los sistemas del organismo.

Dormir la siesta. Foto: Unsplash Dormir la siesta. Foto: Unsplash

Cerebro humano. Foto: Alamy

Te puede interesar:

Neurociencia y el arte de hacer que el cerebro trabaje a nuestro favor

¿Cómo se realizó el estudio?

La investigación publicada por la Asociación Estadounidense de Psicología resumió los datos aportados en más de 150 investigaciones realizadas en los últimos 50 años, en las que participaron más de 5.700 voluntarios de Europa y Estados Unidos. En todos estos estudios, el sueño de los participantes fue interrumpido en más de una ocasión.

Algunos de ellos debieron permanecer despiertos por períodos más extensos, mientras que a otros se les permitió descansar menos tiempo de lo habitual, y otros tantos a los que se les despertó con frecuencia durante la noche. Cada estudio midió al menos una variable vinculada a las emociones luego de la interrupción del sueño.

Los estudios demostraron que las tres maneras de despertar a los participantes impacta negativamente en las emociones positivas, como la satisfacción, la alegría y la felicidad. Además, revelaron que los voluntarios que durmieron mal presentaron síntomas de ansiedad como mayor preocupación habitual y un aumento en la frecuencia cardíaca.

Dormir. Foto: Unsplash Dormir. Foto: Unsplash

Salud mental. Foto: Unsplash

Te puede interesar:

Alcanzar la felicidad: diez maneras de aumentar el bienestar mental, según la ciencia

Recomendaciones para dormir bien

Muchas veces resulta difícil conciliar el sueño, es por ello que Julieta Del Negro, miembro del Departamento de Psicoterapia Cognitiva de INECO, recomienda una serie de consejos para lograr un sueño reparador:

Mantener un horario regular de sueño: Irse a dormir y levantarse todos los días a la misma hora ayudará a no alterar el ritmo cardíaco.

Evitar siestas prolongadas: según los expertos, el tiempo recomendado para la siesta no debe superar los 30 minutos, ya que pasado ese tiempo se ingresa en la fase de sueño profundo.

Dormir la siesta. Foto: Unsplash Dormir la siesta. Foto: Unsplash

Exponerse a la luz solar: pasar tiempo bajo el sol, especialmente sobre la mañana, ayudará a regular el ritmo circadiano, además de que impulsa la liberación de hormonas como el cortisol y la melatonina, como también serotonina, y la producción de vitamina D.

Reducir la exposición a las pantallas: alejarse del celular o el televisor un rato antes de dormir es fundamental para lograr el sueño reparador.

Como también mantener una dieta saludable evitando el consumo excesivo de alcohol, además lograr un ambiente relajado, evitando luces artificiales y las temperaturas demasiado altas o bajas, por lo cual lograr un buen ambiente es fundamental para un buen descanso. 

Notas relacionadas