Cómo evitar comprar una manzana arenosa: recomendaciones a tener en cuenta

Este tipo de fruta pierde la jugosidad característica. Por esta razón, te brindamos ciertos trucos para evitar comprar frutas con esta textura.

Por Canal26

Jueves 30 de Noviembre de 2023 - 18:02

Cómo evitar comprar una manzana arenosa. Foto: Unsplash Cómo evitar comprar una manzana arenosa. Foto: Unsplash

La manzana, una de las frutas preferidas de muchos, puede consumirse de diversas formas. Sin embargo, muchas veces esta fruta pierde su textura crujiente y se vuelve arenosa. Saber distinguir las manzanas a la hora de comprarlas será de gran utilidad para evitar desperdiciar dinero y comida. 

Las manzanas tienen un 25% de su volumen ocupado por aire debido a espacios abiertos entre las células del fruto. Cuando la fruta madura, las paredes celulares se ablandan y el interior se seca, lo que provoca esta desagradable textura. 

Cómo evitar comprar una manzana arenosa. Foto: Unsplash Cómo evitar comprar una manzana arenosa. Foto: Unsplash

Manzana. Foto: Unsplash

Te puede interesar:

Nutrición y mitos: ¿cuántas manzanas se deben comer por día?

Recomendaciones 

Para evitar que la manzana tenga esta característica, es necesario tener en cuenta ciertas recomendaciones a la hora de ir a las góndolas:

  • Un color apropiado: el tono de la manzana debe coincidir con su variedad y ser intenso de manera natural.
  • Por una frescura al frotar: debería producirse un leve ruido, lo que indica que la manzana es fresca.
  • Por una textura óptima al apretar: debe resistir a hundirse, y la piel solo se arrugará ligeramente si está en su momento óptimo.

Cómo evitar comprar una manzana arenosa. Foto: Unsplash Cómo evitar comprar una manzana arenosa. Foto: Unsplash

  • Por el color de las semillas: el color de las semillas indica el grado de maduración. En su punto óptimo, las semillas serán marrones. Si la fruta está sobre madurada, el corazón estará oxidado alrededor de las semillas.
  • Evitar frutas dañadas: no conviene comprar manzanas que estén cerca de otras con golpes o muy envejecidas, ya que estas pueden acelerar la maduración del resto y hacer que se pudran.
  • Por la presencia del tallo: evita elegir manzanas sin tallo, ya que perderlo puede acelerar el proceso de maduración del fruto y acortar su vida.